Archive for ‘Berlin’

abril 10, 2013

Clara [ auf deutsch ]

Clara en su oficina de Rostock. Febrero 2013.

Clara ist Soziologin. Sie kommt aus La Plata, sie wohnt zurzeit in Rostock.

Dies ist ein 5-minütiger Auszug aus dem Interview, das ich mit Clara gemacht habe. Es ist die erste von 6 Fragen, die ich ihr gestellt habe.

Was hast du dir vorgestellt, was du in Deutschland finden würdest, was ist das Wichtige für Dich an dieser Reise?

Diese Frage zu beantworten ist gar nicht so einfach. Da kommen verschiedene Dinge zusammen: Für mich ist es die dritte Reise nach Deutschland, und das hat mit einer Beziehung zu Deutschland zu tun, die schon im frühen Kindesalter anfing. Als ich zwei Jahre alt war, ging mein Vater nach Deutschland, um dort zu recherchieren. Er hat ein Jahr lang an einem Projekt gearbeitet, und in diesem Jahr schickte er uns – meinen drei Schwestern und mir, und unsere jüngste Schwester war auch schon unterwegs – Briefe, Geschenke und alle möglichen Dinge. Während meiner Kindheit war Deutschland immer der Ort, an dem mein Vater für eine bestimmte Zeit war, und später der Ort, aus dem Leute zu uns kamen. Wir wohnten in City Bell, in den achtziger und neunziger Jahren kamen viele Deutsche zu Besuch, brachten Geschenke mit, sie haben uns Kassetten mit deutschen Liedern geschickt, die wir dann gesungen haben. Mein Vater hatte ein paar typisch deutsche Gewohnheiten angenommen, solche Sachen wie sich die Schuhe auszuziehen, wenn er nach Hause kam, viele Dinge aus der deutschen Kultur brachte er mit in die Familie, und Deutschland war ein Ort, aus dem immer diese Fotos kamen, diese Leute, diese Lieder. Es war so etwas wie eine zweite Kultur, zumal wir auch ins Deutsche Institut in La Plata gingen. Wir haben Deutsch gelernt und an allen Veranstaltungen des Instituts teilgenommen. Und als ich mein Abitur gemacht hatte, bin ich dann nach Deutschland gegangen und habe dort sechs Monate in einer Familie als Au-pair-Mädchen gearbeitet. Danach habe ich mit dem Soziologiestudium angefangen. Als ich begann, deutsche Philosophen zu lesen, wurde aus dieser Kindheitserinnerung eine stärker intellektuelle Angelegenheit. Und da habe ich mich gefragt, wie es geschehen konnte, dass so viele wichtige Persönlichkeiten, so viele unglaubliche Denker, die mich immer fasziniert hatten, die von der Frankfurter Schule zum Beispiel, – wie konnte es geschehen, dass ein Land, dass diese Philosophen hervorgebracht hat, den Nationalsozialismus hervorbrachte? Diese Frage hat mich verfolgt, dieses in vieler Hinsicht so schöne Land, mit seiner Natur, mit diesen Denkern, mit diesen Dichtern, mit diesen Künstlern… immer hat mich diese Frage verfolgt, die sich, glaube ich, viele Leute stellen, auch die Deutschen selbst: Wie konnte so etwas geschehen? Diese extreme Art, wie Deutschland das 20. Jahrhundert erlebt hat, hat mich angezogen. Deutschland hat eine Revolution im 19. Jahrhundert, eine unvollendete im 20. und eine demokratische Phase erlebt, die Weimarer Republik, dann kommt der Nationalsozialismus, danach ist Deutschland geteilt, es gibt den sozialistischen Teil und den demokratischen, kapitalistischen Teil, und zuletzt das wiedervereinigte Deutschland, das wir jetzt haben. In diesem Sinne scheint es mir ein Land zu sein, welches das 20. Jahrhundert in seiner ganzen Intensität erlebt hat… alle politischen Regimes, die möglich sind. Seit ich Politikwissenschaften und Soziologie studiere, glaube ich, dass Deutschland ein Ort ist, an dem dieses 20. Jahrhundert explodiert… nicht nur, weil es hier eine große Produktivität gab, in der Philosophie, in der Politik, dieses Land ist geprägt von der Geschichte des 20. Jahrhunderts, für die ich mich immer interessiert habe. Was wollte ich finden? Das sind so Fragen… Es ist ja ein bisschen merkwürdig, warum studiert jemand, der aus Argentinien kommt, mit großer Leidenschaft deutsche Philosophie, und genau damit hat mein Thema zu tun, ich forsche über Argentinier, die wie ich ihre Begeisterung für die deutsche Philosophie entdeckt haben. Was suchten diese Philosophen hier? Weshalb begeisterten sie sich eigentlich so sehr für die Philosophie und für Deutschland? Sie haben das Land auch bereist, und ich tue das Gleiche. Hier zu studieren hat für mich den großen Vorteil, dass ich beide Seiten erlebe, ich habe überhaupt nicht das Gefühl, dass ich jetzt von Argentinien abgeschnitten wäre. Es ist kein Nachteil, sondern ein Plus für mein Arbeitsthema, dass ich hier sein kann. Mein Arbeitsthema ist nicht nur ein Arbeitsthema für mich, es ist mein Leben. Ich arbeite jeden Tag mit neuer Leidenschaft an diesem Thema.

Traducción/ Übersetzung: Uwe Schoor

Etiquetas:
marzo 15, 2013

Con Clara en Berlín

Ibero

6 de febrero de 2013

Me encontré con Clara en la biblioteca del Instituto Iberoamericano. Antes había vagado por las librerías, buscando algo de material, y por la zona de Postdamer Platz, sacando fotos. Cuando entré en la Ibero, vi a alguien que sacaba sus cosas del locker y enseguida me di cuenta de que era Clara. Como era mediodía, salimos de la Ibero y nos fuimos rápido para la Mensa, el comedor universitario de un centro de estudios sociológicos que quedaba pasando la Nueva Galería Nacional. Enseguida me sentí a gusto con ella. Recordé los meses que pasé en Leipzig, comiendo casi todos los mediodías en la Mensa de la Universidad: la fila, la gente, los menúes raros, y el grito de feierabend! hacia el final del almuerzo. El menú para ambas fue el típico alemán, redundante y obvio: salchichas con chucrut.

La conversación con Clara fue fluida desde el principio. Me contó con mucha pasión acerca de su trabajo en Alemania, de cómo había llegado hasta allá y por qué le interesaba aquel país. Me contó que hacía casi 3 años que vivía en Alemania, ya que había pedido una beca para hacer su doctorado completo allá. Su lugar de base era Rostock, pero hacía visitas periódicas a Berlín. Le pedí que me contara brevemente acerca del tema de su tesis doctoral: la recepción de la filosofía Alemana en el primer peronismo -con Heidegger como figura fundamental- y la interpretación de esas ideas en el ámbito cultural y político de la Argentina del ’46. También me contó sobre la llegada de filósofos alemanes a Argentina y la mirada que ellos tenían sobre nuestro país. Clara gesticulaba y hablaba con mucha fuerza sobre su especialidad. En  aquel entonces, Argentina, como país, buscaba posicionarse en el centro de la escena y no en la periferia. Cuando Alemania estaba desgarrada por la posguerra, Argentina vivía un momento próspero a nivel político, económico y cultural. ‘Cómo viajan las ideas, me dijo, ‘eso me interesa, cómo se interpretan’. También habló sobre la generación que hoy está escribiendo desde otro lugar, dejando un poco atrás a los opinólogos de la historia. Esta experiencia en Alemania le había dado la posibilidad de formar parte de aquel grupo, gracias a la posibilidad que había tenido de visitar tanto los archivos alemanes como los argentinos. También habló de lo precario del sistema de archivos en la Argentina y de lo difícil que muchas veces se tornaba todo debido al descuido y el caos. Habló con ímpetu de sus filósofos favorito, Carlos Astrada, filósofo argentino que vino a Alemania en los años veinte a estudiar filosofía en la ciudad de Friburgo. También mencionó a Heidegger en relación a la cabaña que tenía el filósofo en las afueras de la ciudad. Ella misma estando en Friburgo visitó ambas casas. Una serie de sucesos afortunados la hicieron llegar a la casa donde se había alojado Astrada y conocer a la descendencia de Heidegger en la casilla del filósofo. En ese punto el relato llegó a su punto más alto. Clara describió los encuentros con los familiares de Heidegger como ‘mágicos’.
La acompañó en todo ese viaje, una hoja de roble que su padre le había pedido le trajera de la Selva Negra.

Terminamos el almuerzo y volvimos caminando a la Ibero. Me dijo que quería terminar su tesis en Alemania y publicarla. Le hice unas fotos junto al monumento de Bolivar, después entramos. Me llevó hasta el lugar donde trabajaba rodeada de libros y equipada con una computadora. Luego me acompañó hasta la puerta y nos despedimos con un fuerte abrazo. Volveríamos a encontrarnos en Rostock.

marzo 13, 2013

Clara

Clara en la Ibero

Clara es socióloga, y es de La Plata.
Fue la primera becaria que entrevisté y fotografié en Berlín.

Este es un extracto de 5 min de la entrevista que le hice.
Es la primera pregunta de una serie de 6.

¿Qué viniste a buscar a Alemania y que es importante para vos de este viaje?

Es la pregunta más difícil de responder…son varias cosas; este es un tercer viaje a Alemania para mi, y tiene que ver con una relación con Alemania que empieza desde muy chica. Mi papá vino a Investigar a Alemania cuando yo tenía 2 años, vino a trabajar un año en un proyecto y ese año nos mandaba cartas, regalos y un montón de cosas a mi y a mis 3 hermanas y a la quinta que estaba en camino. Alemania fue siempre durante la infancia el lugar donde estaba mi papá en un momento, y después un lugar desde donde venía gente. Vinieron un montón de alemanes durante los años 80 y 90 a mi casa en City Bell y nos traían regalos, nos mandaban cassettes, nosotras cantábamos las canciones que nos habían enseñado de esos cassettes en alemán. Mi papá vino bastante alemanizado, esos detalles de sacarse los zapatos cuando entraba a la casa, muchas cosas que trajo de la cultura alemana a la familia y Alemania siempre fue un lugar de esas fotos, de esa gente que venía, de esas canciones. Así que digamos que era una segunda cultura, además porque nosotras íbamos al Instituto Alemán de La Plata. Estudiábamos alemán y participábamos de todas las actividades del instituto. Así que cuando terminé el secundario me fui a trabajar a Alemania como aupairmädchen seis meses a una familia. Después me puse a estudiar sociología. Y así ese recuerdo de la infancia pasó a una cuestión más intelectual cuando empecé a leer filósofos alemanes. Y entonces pensaba, cómo podía ser que tantas figuras tan importantes, tantos pensadores tan increíbles, que a mi me fascinaron siempre como, la Escuela de Frankfurt, por ejemplo, como podía ser que un país que podía producir esos filósofos pudo producir el nacionalsocialismo. Esa fue la pregunta que me persiguió, ese país tan lindo en muchos aspectos, con esa naturaleza, con esos pensadores, con esos poetas, con esos artistas…siempre me persiguió esa pregunta que creo que la tiene mucha gente y la tienen los propios alemanes, ¿Cómo pudo suceder algo así?. Después me atrajo esta manera extrema de vivir el siglo XX.Alemania vivió una revolución en el siglo XIX, en el XX una revolución trunca, luenga una república de Weimar, se viene el nacionalsocialismo y después está dividida en dos, una parte socialista y una parte capitalista democrática, y ahora esta última Alemania que tenemos reunificada. Me parece un país en ese sentido que vivió el siglo XX intensamente…todos los regímenes políticos posibles. Al estudiar ciencias políticas, sociología, creo que Alemania es un lugar donde explota…no sólo porque acá hubo mucha producción, filosófica, política, sino además ocurrieron cosas y en esta tierra hay mucha historia.

¿Qué vine a buscar? son esas preguntas. Y es un poco extraño, porque uno estudia desde Argentina con mucha pasión la filosofía alemana, y justamente mi tema tiene que ver con eso, estudiar argentinos que se apasionaron como yo por la filosofía alemana. ¿Qué venían a buscar esos filósofos acá?, ¿Por qué se apasionaron tanto por la filosofía y por Alemania?. Ellos hicieron viajes también, y yo misma lo estoy haciendo, y estudiar acá para mi tiene una ventaja muy grande que es vivir las dos cosas, no me siento despegada de Argentina para nada. No es un inconveniente sino un plus estar acá para mi tema de trabajo. Mi tema de trabajo no es solamente un tema de trabajo para mi, es mi vida. Lo vivo con la pasión cotidiana.